Sorginkale Banaketak


Ya la venta el nuevo libro+cd coeditado por Sorginkale: “Los buenos no usan paragüas”, de Asel Luzarraga
2 junio, 2014, 23:06
Filed under: Catalogo_2, Ediciones, Noticias, Nuevo Material_2

Los-beunos.-ddt-liburuak-009

 

 

Los buenos no usan paraguas.

Desmontando un montaje,

desnudando al estado

Asel Luzarraga escritor y anarquista vasco escribe en primera persona los sucesos que padeció a lo largo de su detención, juicio y final liberación tras un burdo montaje policial ocurrido durante su estancia en Chile. El jóven vasco fue acusado de terrorismo y a través de 372 páginas va desgranando sus duras vivencias y desmontando de manera minuciosa y documentada farsa de la que fue víctima, así como recordando los generosos gestos de apoyo que recibió durante su cautiverio. Viene acompañado de un DVD con material gráfico y audiovisual. Editan DDT Banaketak, Sorginkale Banaketak y Hagina editorial Kolektiboa. 13€

Puedes comprarlo en Sorginkale Banaketak, abierto los lunes de 17:00 a 20:00. Zizur Mayor, calle San Isidro, 2 bajo derecha.

Sinopsis:

El 31 de diciembre de 2009, en medio de una mediática operación policial, era detenido en Padre las Casas (La Araucanía, Wallmapu), el escritor vasco Asel Luzarraga, sindicado como sospechoso de la colocación de cuatro artefactos explosivos. Sin embargo, el propio informe de la inteligencia policial de Carabineros apuntaba a la verdadera causa de tal operación, desatada en medio de la campaña a la presidencia chilena: estar realizando actividades de connotación pública y, aunque suene a un discurso de otras épocas, estar introduciendo ideas foráneas en la juventud chilena. Efectivamente, Asel Luzarraga llevaba nueve meses viviendo en la región y durante ese tiempo había escrito en su blog algunos textos en defensa de los derechos del pueblo mapuche y había participado en actividades de corte anarquista, y eran extractos de sus artículos y su presencia física en el lugar en el que un grupo de jóvenes llevó a cabo una serie de murales anticarcelarios las terribles pruebas que fueron aportadas como definitivas para considerarlo autor de bombazos. Gracias a este kafkiano informe, Carabineros pudo allanar su domicilio y colocar las pruebas ad-hoc: una bolsa con un extintor vacío, un par de mechas y unos pocos gramos de pólvora, que servirían a la postre para la acusación definitiva, una vez olvidada para siempre su posible vinculación con los atentados explosivos: tenencia de partes o piezas para la fabricación de bombas.

Inmediatamente se desató una gran ola de solidaridad en Euskal Herria (País Vasco), Wallmapu, Chile y otras regiones del mundo, como Argentina o Uruguay, y personalidades y organizaciones vinculadas a la defensa de los derechos humanos, como el Observatorio Ciudadano chileno, el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel o el PEN Internacional (siendo Asel en aquellos momentos miembro de la junta directiva del PEN vasco), se involucraron ampliando la dimensión internacional del montaje político-policial.

Terminado el proceso con una condena simbólica que permitió la expulsión de Asel Luzarraga de territorio chileno, el caso, aún abierto por la demanda interpuesta contra el Estado chileno ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, llega ahora narrado por la propia víctima, en una obra mezcla de crónica periodística, relato vivencial y ensayo político, para situar el caso como uno más de los tantos que se producen a diario en todo el mundo, y deconstruir el actuar represivo coordinado de todas las patas que conforman el Estado, con especial referencia a la labor servil de los medios de comunicación y al trabajo deshumanizador de las cárceles, así como para homenajear y agradecer a todas aquellas personas que demostraron con hechos y con palabras la importancia de la solidaridad, del apoyo mutuo y de la difusión ante el cerco comunicacional habitual. Todo ello acompañado por las pruebas audiovisuales que no dejan duda sobre la actuación policial en la construcción de un montaje de estas características. Un llamado a la reflexión, a la denuncia y a la acción.


2 comentarios so far
Deja un comentario




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: